Relaciones sin género

La agamia es un modelo de relación construido sobre la negación absoluta del género. No es, por tanto, la añadidura de la negación del género al modelo gámico (como la mayoría de las prácticas homosexuales son la inclusión de la orientación homosexual en el modelo de pareja tradicional fundamentado en la filosofía del amor), sino la creación de un modelo entre cuyos presupuestos se haya la negación del género.

La agamia reconoce la existencia del género, y el hecho de que negarlo implica reconocer su existencia. Pero a ese reconocimiento se le añade la posibilidad de su negación, que la agamia pone en práctica inmersa en la cultura de género preexistente. No se trata de un presupuesto ingenuo que proclama la destrucción del género por su sola negación individual o marginal, ni la desaparición del género instalado en la personalidad del individuo por la toma de conciencia de éste sobre el progreso que implica su negación. Se trata de un activismo que persigue producir un espacio social e individual donde la ausencia de género pueda visibilizarse y desarrollarse.